¿Cuál es la diferencia entre empresa fantasma y empresa de reserva?

Un buen empresario es aquel que sabe elegir la mejor inversión con el mínimo de riesgos y esa es una de las características de invertir en una empresa fantasma y empresa de reserva.

Es indudable que comenzar una empresa desde cero puede ser una ardua tarea, lo que hace aún más atractivo la compra de una empresa fantasma o una de reserva.

En estos casos se puede comenzar inmediatamente un negocio e iniciar el generar ingresos. Estás empresas pueden ser adquiridas a través de vender sociedad limitada que por alguna razón están inactivas.

Esa inactividad es justamente la característica de estas empresas en la que solo tendrás que realizar algunos cambios en el Registro de Empresas para poder activarla.

La empresa fantasma es aquella que existe desde hace años y que durante un tiempo estuvo en pleno funcionamiento. Sin embargo, por algunas razones dejó de estar activa, incluyendo la falta de sucesores o problemas graves de salud del propietario.Diferencia entre Empresa Fantasma y Empresa de Reserva

Al estar la empresa en una situación en la cual no puede seguir funcionando normalmente, el propietario la mayoría de las veces, no le queda otra opción que liquidar, quedando el nombre y la naturaleza de la empresa.

Por otra parte, una empresa en reserva es la que fue creada bien sea por acciones o de responsabilidad limitada, con la única finalidad de ser vendida. Su registro está realizado de forma correcta, cumpliendo todos los requisitos, pero no funciona.

Las empresas fantasmas, que están actualmente a la venta, existen desde hace muchos años y poseen antecedentes en el área crediticia impecables. Es un excelente punto porque puede ayudar a ganar una buena reputación que atraiga a los clientes.

Otra característica es que si el nuevo dueño desea permanecer de forma anónima puede hacerlo sin ningún problema., E inclusive puede cambiar de nombre, ubicación y objetivo específico de la empresa.

En cuanto al capital, solo se requiere tener el monto justo de la compra de la empresa y activarla. Como ya está creada no requiere de capital fijo.

En atención al precio, existe factores que influyen notablemente. El principal son los años que tenga de fundada la empresa. Su valor se incrementa con el paso de los años.

También influyen en el precio las acciones nominales o al portador y el capital social con el cual fue inscrita la empresa.

Para concluir, si deseas comenzar un buen negocio, sin mayores trámites lo ideal es elegir entre una empresa fantasma y empresa de reserva.