Cómo elegir las zapatillas de ciclismo adecuadas para ti

Hay calzado hecho para cada actividad, y montar en bicicleta no es una excepción. Como hay una variedad de actividades en bicicleta, también hay una variedad de calzado hecho específicamente para cada actividad. Antes de entrar en los tipos de zapatillas hechas para el ciclismo, primero debes decidir cuál es tu presupuesto. Esto te ayudará a reducir tus opciones. No quieres gastar más de lo que puedes pagar, pero tampoco quieres volver a casa con un par de zapatillas de mala calidad. Se puede comprar un par de zapatillas de ciclismo decentes por menos de 100€, y, por supuesto, puedes ir a cantidades mucho más altas que esa.

Una vez que hayas decidido cuánto quieres gastar, debes centrarte en el tipo de conducción que tienes la intención de hacer. ¿Vas a montar una bicicleta de carretera, bicicleta de montaña o una bicicleta BMX / freestyle? ¿Estás buscando correr o simplemente hacer algo de ejercicio?

Ya se trate de una bicicleta de carretera, bicicleta de montaña o bicicleta BMX, si vas a ser un ciclista tranquilo, casi cualquier par de calzado deportivo será suficiente. Tu única preocupación debe ser el agarre de la suela. Por razones de seguridad, debes asegurarte de que tus zapatillas sean al menos lo suficientemente buenos como para sostener los pedales.

Ahora, si vas a ser un poco más serio sobre tu conducción, entonces debes comenzar a buscar zapatillas más especializadas. Primero comenzaremos con zapatillas de ciclismo hechas para bicicletas de carretera. Las zapatillas hechas para el ciclista de carretera serio tienen una cala en la parte inferior especialmente preparadas para engancharlas a los pedales. Este diseño permite la máxima transferencia de energía ya que te permite generar energía mientras empujas hacia abajo y levantas los pies. La desventaja de este tipo de calzado es que es probable que se rompa a veces a medida que se aclimata a ellos. Además, estas zapatillas no son buenos para caminar ya que el taco se interpone constantemente en el camino. Estas zapatillas están hechas únicamente para montar y competir.

También hay zapatillas de carretera que no se enganchan en los pedales. Típicamente tienen suelas lisas y firmes. Las zapatillas hechas para bicicleta de montaña también pueden presentar un sistema de fijación similar a las bicicletas de carretera. Sin embargo, por lo general, estos zapatos se desenganchan más fácilmente porque los ciclistas de montaña a menudo tienen que quitar los pies de los pedales. El tipo más común de calzado de bicicleta de montaña no se engancha en absoluto. Cuentan con suelas resistentes similares a las botas de montaña y, de hecho, son muy similares a las botas de montaña. Para un ciclista de montaña recreativo, las botas de montaña funcionarán bien.

Los ciclistas y freestylers de BMX usan zapatillas que son muy similares a las zapatillas hechas para andar en patinete. Estas zapatillas tienen suelas rígidas con excelente tracción, por lo que se agarran a los pedales y proporcionan la mayor potencia posible. La parte superior de estas zapatillas es fuerte y duradera para soportar los golpes que soportarán mientras hacen piruetas y vuelan por pistas de tierra.

Si solo eres un ciclista ocasional, cualquier par de zapatillas con una buena suela funcionará, pero si eres un ciclista más serio y exigente, consigue un par de zapatillas de ciclismo especialmente diseñadas para ello. Este calzado se produce por una gran variedad de fabricantes con sede en todo el mundo. Calcula cuál es tu presupuesto, visualiza el tipo de conducción que pretendes hacer e investiga un poco. Pregúntale a los profesionales de tu tienda de bicicletas local y busca reseñas e información en línea.