Coche pasado de edad

El maletero del coche es un depósito extra, la mayoría de las personas guardan en él cualquier tipo de cosas sin importar si es o no algo del vehículo. Generalmente es un mini taller, mucho más si se trata de un coche viejo, que son los que con frecuencia tienen averías. Todo es cuestión de organización, es imposible encontrar algo a tiempo si no se sabe dónde se encuentra.

Puede organizarlo manteniendo las herramientas en su caja y otra para el arsenal de piezas que se suelen tener para los “por si acaso” y, por supuesto, no deje por fuera el triángulo de seguridad, el neumático de repuesto y el gato hidráulico. Un problema muy frecuente a la hora de enfrentar una reparación, es que siempre se consiguen las piezas necesarias o no se les pueden adaptar, porque son muy diferentes.

Por ello, es recomendable que lleve consigo el cableado y llaves que suele utilizar, es una forma de asegurar de que no se quedará varado por no tener los implementos que requiere. En el caso de los cables, es preferible que sean largos, por ejemplo, si debe recargar la batería y no dispone de ellos puede que si le prestan unos le queden cortos. En ocasiones, el principal problema de su coche puede ser el hecho de que sea viejo.

Ventajas y desventajas de un coche viejo

No es tan malo tener un coche viejo, aunque le parezca mentira también tiene ventajas. Al comprar uno nuevo, tan pronto salga del concesionario su vehículo comienza a perder valor, más uno viejo no importa ya cuanto haya rodado sino las condiciones en las que se encuentra, incluso, si el modelo está de moda pudiera aumentar su precio.

Los repuestos son otro punto a su favor, cuando se tiene un coche nuevo se tiende a buscar piezas nuevas, aunque no es obligatorio que así sea, mientras que a un vehículo viejo es común que ya no se le encuentren sus componentes como antes y se vea obligado a ir a un desguace por ellas. La desventaja que sí les aqueja, es conseguirle un comprador si desea venderlo.

Vender, renovar o dar de baja, no es una decisión fácil, pero todo dependerá de las necesidades del dueño, hay que tener en cuenta que hay establecimientos que no ofrecen nada o casi nada por quedarse con el coche. Por suerte, otros hacen una buena tasación, dan lo justo y hasta más. Cada lugar ofrece diferentes opciones que debe analizar con detenimiento.

Tenga presente a los desguaces, algunos compran coches averiados, inundados, siniestrados, entre otras condiciones. Entre en cochesparadesguace.com y rellenando su formulario tendrá una tasación al instante.