Archivo

EL MOSCATEL DE CHIPIONA

El vino moscatel es un vino dulce, que no tiene apenas fermentación alcohólica. Es un vino de los llamados generosos, por su alta graduación alcohólica. En torno a los 18º v/v. La localidad gaditana de Chipiona se destaca por la elaboración de estos exquisitos caldos. En este post, vamos a relatar brevemente su historia y su evolución, así  como una breve descripción del proceso.

HISTORIA

Tras el estudio de la Carta Puebla, queda demostrado que la vid era un cultivo que se encontraba a caballo entre el sector natural y el sector mercantil, no sólo constituía uno de los pilares de alimentación de la sociedad, sino proporcionaba un excedente comercializable, y en consecuencia ocasionador de una fuente de dinero que servía para hacer frente a determinadas obligaciones fiscales.

De igual manera puede ser una válvula de seguridad frente a las periódicas crisis de subsistencia, ya que hacía posible la compra de grano en los años de escasez. Chipiona y su puerto ha jugado un papel de primera línea en el trasiego comercial a lo largo de la Historia. A caballo entre Cádiz y Sanlúcar y por tanto inmersa en diferentes rutas comerciales.

Las transacciones con el Norte de África, concebidas desde la percepción de continuación de Reconquista, ocasionaron una fuente importante de riquezas para la comarca. Algunos datos encontrados nos informan sobre la presencia de “Vinos Viejos” en las bodegas de los barcos que partían desde Rota, Chipiona o Sanlúcar.

 

 

Con el comercio colonial Chipiona, al igual que toda la comarca, experimentará un auge especial, sus productos se exportaran allende los mares. Recordemos que Colón partiría en su tercer viaje de Sanlúcar de Barrameda y la importancia de la localidad vecina como puerto de Realengo. El vino era considerado como uno de los incentivos más importantes dentro del comercio marítimo.

Los vinos de Chipiona tuvieron cierta presencia en todo el comercio colonial, así lo demuestra ciertas documentaciones halladas en El Archivo Histórico Municipal de Jerez de la Frontera, arrojan que la Compañía de Andalucía continuo operando hasta 1585 fecha en la que comprará viñas en Chipiona así como otras propiedades.

LOS BANDOS DE VENDIMIA

En 1491 el Consejo Local declaró que los vinos y otros productos que se enviaban al extranjero debían estar exentos de impuestos. Esta declaración era importante por varias razones; en primer lugar porque se aplicaba tanto a los comerciantes locales como a los extranjeros.

En el año 1818 queda fijada la fecha concreta de la vendimia así como las cuestiones de aforo y reaforo. La presencia de la vid llegó a tener tanta importancia que se procede a la elaboración de un nuevo padrón en función de las extensiones de cultivo.

Con destino a saber cuánto vino tenían los cosecheros queda nombrado como fiel Arpillador Francisco Lorenzo, la función del fiel no era otra que recibir toda la información como la relación de los vinos vendidos y los comprados.

Esta disposición viene a refrendar la teoría de Javier Maldonado que mantiene que antes de la disolución de los Gremios, en este caso el de Cosechería, en 1834 ya se daban prácticas de concentración, es decir que los mismos cosecheros hacían las veces de almacenistas y bodegueros, saltándose de este modo las imposiciones legales.

En aquel momento en la Villa de Chipiona aparecerán más de ochenta cosecheros. Podemos destacar que aparecen mujeres en esta relación y con ello queda evidenciado que pese a lo que se ha defendido hasta hace poco, en referencia a que las mujeres han tenido una desigual presencia en el mundo de la vitivinicultura jerezana, en el caso de la Villa de Chipiona, éstas tienen una presencia destacada en la industria vitícola.

Apellidos como Florido y Mellado de actualidad vigente, aparecen vinculados ya entonces al vino y a su industria. La denominación usada es vino nuevo y viejo aún no encontramos la especificidad del Moscatel, aunque por las descripciones -a mi entender- estamos ante un vino ciertamente licoroso.

ELABORACIÓN DEL VINO MOSCATEL

Variedad utilizada en el Marco de Jerez para la producción de los vinos de este nombre. El Moscatel cultivado es el denominado “de Chipiona”. Otras sinonimias son Moscatel de Alejandría, Moscatel gordo, Moscatel de España, etc. Es una variedad universal extendida en muchas zonas vitícolas de todo el mundo, y citada ya en la antigüedad por Columela, en los primeros años de la era Cristiana.

Originaria de África, se la ha clasificado en la Tribu de los Moscateles y en la Proles Orientalis, subprole cáspica. En la zona del Jerez da lugar a las producciones especiales que llevan su nombre, Moscatel de Chipiona, de una gran calidad.

Se desarrolla mejor en viñedos situados cerca del mar. Con uva de color blanco, la hoja es mediana, orbicular, con seno peciolar poco abierto, en V, senos laterales superiores cerrados y escasa vellosidad. Los sarmientos son semierguidos. Tiene racimos numerosos, grandes, desiguales, sueltos. Las bayas son grandes y jugosas.

Las uvas, cuando alcanzan la madurez enológica, 13º beaume y una acidez de 5 g/l en ácido tartárico, se procede a vendimiarlas. En la bodega, se molturan y se prensan. A continuación se corrige el caldo o mosto, en función de dos parámetros: el ácido tartárico y el sulfuroso.

Para dejar el vino en las mejores condiciones enológicas. A continuación se añade alcohol vínico para llevar el caldo a los 17-18º V/V. Posteriormente se realiza un desfangado. Esto es, separar los fangos del caldo, para obtener lo que se conoce en el argot, como los claro y los turbios.

Una vez desfangado (este proceso se hace a los 15 – 20 días). Una vez terminado, se  mete el vino en las barricas o depósitos, hasta su consumo.

Con esto, ya tenemos elaborado unos de los mejores vinos licorosos de España, el moscatel de Chipiona.

Esta entrada fue publicada el 20 octubre, 2018, en Turismo y etiquetada como .

6 razones para vivir un fin de año único en las Islas Canarias

Seguro que lo has pensado alguna vez: ¿Y si nos vamos a Canarias en Navidad? Pues bien, ya es momento de pasar del dicho al hecho. Las fiestas de fin de año están a la vuelta de la esquina y son una época perfecta para realizar un viaje con la familia, los amigos o en pareja que ponga el mejor broche final a 2017 o el inicio perfecto de 2018.

Las Islas Canarias son uno de los destinos turísticos más demandados de nuestro país debido a la gran cantidad de atractivos que ofrecen, recibiendo cada año a miles de turistas nacionales y extranjeros. Repasamos algunas de las claves por las que visitar Canarias en Navidad no te dejará indiferente.

Buen tiempo

Poder pasar el día de Navidad, Nochevieja o Año Nuevo en la playa y con una temperatura primaveral es uno de los puntos fuertes de disfrutar de las vacaciones en el archipiélago canario. El sol y las buenas temperaturas son una constante en las islas y son ideales para escaparse del frío y las lluvias de la península.

La Navidad está para vivirla y en Canarias se reúnen todas las condiciones para aportar una experiencia inolvidable a sus visitantes.

Naturaleza en estado puro

Con cuatro parques nacionales, dos de ellos Patrimonio de la Humanidad y otros tres declarados Reserva Mundial de la Biosfera, Canarias es comunidad autónoma española con más entornos naturales protegidos.

Su naturaleza salvaje permite al visitante descubrir parajes insólitos, espectaculares acantilados, playas imposibles y, entre otras, una de sus principales maravillas: El volcán del Teide dentro del Parque Nacional que lleva el mismo nombre.

El origen volcánico de las islas lleva al turista a vivir una experiencia en muchos casos desconocida y de una belleza extraordinaria.

Hoteles para todos los gustos

La oferta de alojamiento turístico en Canarias se adapta a todo tipo de necesidades para asegurar que los usuarios encuentren el hotel a medida para sus vacaciones. Viajando en fin de año a cualquier punto de las islas disfrutarás de la cena de gala que cada alojamiento disponga, pudiendo también elegir el tipo de estancia deseado en función de tu plan de viaje.

Siguiendo este enlace podrás encontrar muchas ofertas de viaje en fin de año a Canarias, con hoteles y apartamentos con cena de nochevieja incluida en Puerto de la Cruz, Las Palmas, Tenerife, Arrecife, Adeje, Arucas, Mogan, Playa Américas y más destinos en unas Islas Canarias llenas de secretos y detalles que te conquistarán.

Gastronomía diferente y exquisita

El buen comer está impregnado en todos los rincones de la cultura canaria, con una variedad de platos única y muy diferente a lo que comemos en el resto de Europa. Su mojo picón, sus productos directos del mar a la mesa y un sinfín de opciones para amar la cocina tradicional canaria te esperan en un destino de vacaciones que te atrapará.

Actividades culturales y deportivas

Las Islas Canarias son un destino muy completo en cuanto a entretenimiento se refiere, tanto a través de eventos y festivales culturales como de una gran variedad de actividades deportivas.

En el archipiélago se celebran cada año festivales internacionales de música, jazz, cine o danza contemporánea, además de eventos diarios y semanales durante todas las épocas del año. Y si buscas emociones fuertes, podrás practicar todo tipo de modalidades deportivas en Canarias con un tiempo primaveral perfecto. Deportes de vela como el windsurf o el kitesurf, un ambiente ideal para hacer surf, un fondo marino increíble para realizar submarinismo y todo tipo de deportes al aire libre con un clima ideal y sin agobios.

Gran ambiente

Si por algo se caracteriza este destino idílico de vacaciones es por los buenos momentos que permite vivir a sus visitantes. Los canarios y canarias se caracterizan por ser personas muy hospitalarias y divertidas, creando siempre una conexión muy sana y agradable con los turistas nacionales y extranjeros.

Además, el ambiente en sus calles, centros de ocio y demás rincones de las islas está más que garantizado. Y si vas buscando fiesta nocturna, Canarias ofrece muchas y muy diversas áreas y locales en los que pasarlo bien disfrutando de las noches isleñas.

Esta entrada fue publicada el 15 septiembre, 2017, en Turismo.

Viaje en coche para Lastres desde Madrid

Lastres. Comarca de la Sidra. Colunga. Asturias.

Lastres es una villa marinera pequeña, es un pueblo costero que cuenta con tan solo 2.000 habitantes y se encuentra en la lista de los pueblos más bonitos de España, se caracteriza por sus casas de techos rojos que caen por toda una colina hasta el mar, en donde también, podrás disfrutar de excelentes playas y hermosos paisajes naturales, pudiendo llegar en un viaje en coche desde Madrid.

La mejor carretera a tomar en este viaje en coche

La ruta más corta y rápida es tomando desde Madrid la vía A-6 AP-66, en esta autopista te ahorraras mucho camino, si bien te encontrarás con aproximadamente 4 peajes, podrás aprovechar mejor el paseo, pues durarás menos tiempo en el coche. Los kilómetros a recorrer son 490 km, los cuales se recorren en 5 horas y 15 minutos en una carretera despejada.

Conoce el presupuesto que debes planificar

En cuanto al presupuesto a planificar, el mismo debes presupuestarlo de conformidad al combustible a consumir y los peajes a pagar, por lo que debes llevar al menos 70 euros.

Los radares de velocidad

En este viaje en coche te encontrarás con 12 radares de velocidad fijos ubicados en las entradas de los pueblos más importantes por los que debes pasar, sin embargo, ten cuidado con los radares de velocidad móviles que también se apuestan en lo largo de la carretera y que son impredecibles, por lo tanto, intenta conservar siempre el límite de velocidad permitido.

Disfruta de las playas y posadas

A la llegada encontrarás un hermoso pueblo costero, en donde hay muchos hoteles y posadas, es recomendable al menos pernoctar una noche para descansar del viaje y retomar cartera al día siguiente.

Busca la mejor ruta en Yotellevo.es, ellos te ayudarán a marcar el mejor camino.

Imagen cortesía de ocho leguas (ocholeguas.com), todos los derechos reservados.

Esta entrada fue publicada el 19 marzo, 2017, en Turismo.

Razones para ir de viaje

495961485_3bb9a5cfa7_z

De acuerdo, no a todo el mundo le gusta viajar. Largas esperas en el aeropuerto, hoteles que a veces no están todo lo limpios que debería, comida peor que la de nuestro país. Sin embargo no solo por ver museos y monumentos, conocer otras culturas o ver paisajes se viaja, y siempre podemos tener otros motivos. Vamos a ver algunos de ellos

Turismo de fiesta Magaluf en Mallorca, Ibiza, Gandia, Benidorm. Somos una de las potencias en turismo de fiesta, y aunque a algunos no les guste es otra razón más para irnos de viaje. ¿Qué no queremos en España? Pues Mikonos, Malta, las famosas raves de Berlin, la Full Moon Party en Tailandia o las Cinetrip en Budapest. Por sitios no será

Turismo cervecero  Para los amantes del líquido elemento dorado una gran opción. Con Belgica, Irlanda o la Republica Checa y otros sitios como Holanda, Alemania, Inglaterra o incluso Estados Unidos, tenemos muchísimas opciones

Festivales de música De nuevo tenemos sitios de sobra para no tener que salir de España, pero nada como el Tomorrowland en Belgica, Glastonbury en Inglaterra, Szigest en Hungría o el Wacken Open Air en Alemania. Desde luego, sea cual sea tu estilo de música preferida, heavy, rock, pop, electrónica o clásica, hay opciones para todos los gustos

Turismo deportivo Rara vez la mejor prueba de un deporte va a estar en nuestro país. Ironmans por todos los lados, la Titan Desert, maratones miticos como Nueva York. Si somos unos obsesos del deporte, son cosas que a todos nos gustaría hacer.

No solo eso, sino que también podemos ser simples espectadores. Espectaculares grandes premios de motos y coches como Monaco y Spa en Formula 1 o Assen o Laguna Seca en motos, la Superbowl o las Series Mundiales de beisbol, el Tour de Francia o los Juegos Olímpicos. A veces para ver el mayor espectáculo de nuestro deporte favorito hay que moverse

Esta entrada fue publicada el 30 junio, 2016, en Turismo.