3 razones para comer atún crudo

El atún es uno de los pescados azules más amigables para mantener una dieta sana y equilibrada. Sin embargo, como sucede con otros productos, cuando se lo somete a un proceso de cocción, pierde parte de sus nutrientes, por lo cual acá te dejamos 3 razones para comer atún crudo.

 

Propiedades intactas

Cuando los alimentos son sometidos al calor sufren transformaciones físicas y químicas que alteran su valor nutricional, además de su textura y sabor.

Una de las razones para comer atún crudo es justamente que los nutrientes y propiedades se mantienen intactos, de tal manera que se puedan aprovechar todas sus propiedades.

El atún se caracteriza por tener una amplia variedad de vitaminas, como la A y D (liposolubles) y B (hidrosolubles), específicamente B2, B3, B6, B9 y B12.

Bueno para la dieta

Cuando se lo consume en su estado natural, se obtiene el beneficio adicional de no estar agregando ningún tipo de grasa extra. Además, solo supone alrededor de 130 calorías por cada 100 gramos, por lo cual es bueno para mantener la dieta y favorece la figura.

El atún es un pescado graso rico en Omega-3, que tiene la particularidad de disminuir los niveles de colesterol y de triglicéridos en la sangre. No contiene carbohidratos ni azúcares.

 

Es energético

Este tipo de alimento también es una fuente natural de minerales. Posee yodo, fósforo, magnesio, hierro, cinc y potasio. Consumir todos estos minerales ayudan al cuerpo a mantener un alto nivel de energía y poder funcionar mejor.

Una porción de atún rojo crudo proporciona una buena cantidad de proteínas de alto valor biológico.

Su contenido de Omega-3 es bueno para el cerebro, por lo cual comer atún crudo ayuda a optimizar un mejor rendimiento, no solo en el plano físico sino también en el intelectual, por eso empezar con un sashimi de atún de Instamaki es una buena decisión.